:)

"Las palabras salen del alma cuando escribes algo que te gusta" Eso me dije a mi misma a los 7 años.Muchas personas disfrutan escribiendo y leyendo(lo hagan bien o mal)
El caso es escribir, cuando yo escribo, siento como si fuera la única persona en este mundo en poder crear algo, algo magnifico o espeluznante, algo hermoso o irritante, como sea, simplemente algo. Amo escribir y por eso lo hago, porque no hay nadie que me diga que lo tengo que hacer, porque no hay nadie que me diga cómo lo tengo que hacer ni cuando debo de hacerlo.
Escribo porque me encanta ♥ y espero que las personas que lo lean disfruten también :)

miércoles, 4 de enero de 2012

La chica que hablaba cantando(Black Cats)

Nota de Lili: Hola querido lector desconocido.¿Qué tal estás? Espero que bien ^^
Solo te vengo a traer lo prometido :)
Probablemente al principio no entenderás mucho, pero iré subiendo más para que tus dudas se vayan aclarando ^^
Tengo una cosita que decirte, esta entrada no hubiera podido hacerla si no fuera por ella, Elise, que me inspira cada vez que estoy sin inspiración.
Y si os parece que la entrada está mal o no os gusta o os encanta o deseáis hacerme la pelota...¡Pues comentar! 
Esta es la primera entrada del año, espero que os guste ^^
Un beso queridos lectores desconocidos :)





Una vieja guitarra descansa apoyada en la esquina de la pared. Sobre ella una chaqueta de cuero negra y unos pitillos más rotos que viejos se apoyan para no caerse. Viejos recuerdos alborotan sus pensamientos. Se toca el pelo. Esa manía se la pegó él cuando pasaban juntos todas las tardes de ese verano marchito.
Aún se acuerda aunque lo niega. En esas tardes en las que nunca se aburría. Había una regla para poder estar juntos aunque suene raro, claro que no estaba escrita, pero ahí estaba y los dos lo sabían. La única regla que había, aún así no la pudo respetar.
Una lágrima lucha por escaparse de sus ojos aniñados y rojos de no dormir. Lo consigue.
Ella se enfada y lucha, lucha contra alguien que es ella misma, por no saber guardar lo que amaba, por haberlo perdido, por no haber luchado cuando tenía que luchar.
Ella era la princesa cantante de aquel grupo que quedó destrozado gracias a ella. Antes era una princesa, todo el mundo la trataba como tal. Ropa cara, maquillaje complejo y un cigarrillo a medio acabar, había perdido eso, pero no solo esas cosas que antes no le importaban nada. Había perdido a su familia y no esa familia que nunca había existido para ella. Esa madre que se fue sin decir nada en una noche nevada y el padre, el típico del cual la madre no sabe nada.
Ahora que lo piensa, es bastante raro. Su madre llevaba unos hermosos zapatos de tacón alto rojos, con los que ella solía jugar a ser princesa, nunca imaginó que lo conseguiría. Quizá su memoria le estuviera jugando una mala pasada, pero está claro que no puedes salir a la calle nevada con zapatos de tacón altos.
Se enciende un cigarrillo. Lucky Strike. Desearía que la vida le diera a ella un golpe de suerte. Pero solo desea, sabe que es imposible. Ya soñó bastante de niña. Esos sueños tan maravillosos que al mirar atrás solo te parecen estúpidos. Jugar a ser princesa, encontrar a un príncipe...
Que tontería. Ella, que nunca había creído que los sueños se hacen realidad, se había vuelto una princesa, la princesa cantante de un grupo de chicos que amaban la música más que a las mujeres.
Llora. Se arrepiente de no haber sabido guardar a sus amados en un cofre dentro de su corazón. Aunque sabe que de nada le sirve llorar, llora.
¡Y canta!
Ella, que juró jamás volver a cantar si no era él quien la acompañaba con el sonido violáceo de su guitarra azul.
Canta.
No lo puede evitar. Se da cuenta de que ama demasiado el sonido de su propia voz, aunque cada vez que se escucha se odia más a si misma. Por culpa de su voz perdió todo.


En la esquina de un cuarto desordenado, sufre en silencio una batería sobre la que descansan unos palillos viejos y polvorientos, aunque bonitos. Dibujos refrescantes que inspiran a cantar yacen sobre ellos en forna de corcheas y fusas.
Él está allí. Acurrucado entre la ropa sucia y las partituras arrugadas que ya no sirven
Él está allí aunque no lo parezca. Intentando confortarse a sí mismo. Intentando ocultar las lágrimas que evidentemente caen por su mejilla. Intentando no avergonzarse demasiado de sí mismo. Procurando perdonarse cada palabra dura y horrible que soltó esa mañana de Septiembre.
Porque ahora ella ya no estaba allí para decirle que lo amaba. Y si ella no le amaba, nadie lo haría.
“Las personas solo pueden amar a otras que se amen a sí mismas. Así que amate a ti mismo.”
Una punzada de dolor cruza su pecho. El recuerdo de su voz le produce ardor en la garganta hasta el punto de no ser capaz de respirar.
Entonces oye a un ángel.
La voz de un ángel lo saca de su dolor.
Pain, without love
Pain, I can't get enough
Pain, I like it rough
'Cause I'd rather feel pain than nothing at all

Tiene la sensación de que por fin ha encontrado a alguien que le pueda entender.
Se levanta.
Corre a ponerse unos pantalones limpios con la idea de abandonar su recinto y seguir la voz de su ángel, alguien que le entienda, alguien que le ame, porque los ángeles aman a todos.
Duda antes de coger los palillos polvorientos de encima de su batería.
Ese ángel ha despertado ritmo en él.


Entonces decidido, sale de su habitación y se dirige a la puerta. Se sorprende enormemente al oír que la voz procedente es de al lado.
Entonces lo entiende. Sabe que será imposible que ella le deje poner ritmo a su canción, poner ritmo a su corazón que de alguna manera era también el suyo.
Tras meses de abandono, la batería inunda de nuevo el lugar.
Recuerdos de sus vecinos quejándose y los pequeños conciertos que daban en el garaje de abajo llegan a él. Pero al contrario que otras veces, los recuerdos no le provocan dolor, sino una enorme sensación de nostalgia.
Poco a poco el ritmo de un tres por cuatro suena, golpea e inunda sus oídos.
Tiene que reconocer que no hay nada mejor que eso. No puede evitar tocar. Aunque se prometió a sí mimo que no lo haría hasta tenerla de vuelta. Su princesa.

8 comentarios:

  1. Que guaaaaaaaaaaay!!!!!!!!! love it :)
    Mariaa!

    ResponderEliminar
  2. me encantaaa!!!!! tia sigue escribiendo asi :)Tequiero!

    ResponderEliminar
  3. ¡Dios mío! Madre mía, no sé por dónde empezar, se me han inundado los ojos de lágrimas por la emoción ^^
    No sabes cuánto significa para mí inspirarte y hacerte escribir cosas tan magníficas. Para mí, mi sueño ya está alcanzado con esas palabras que dicen que sirvo de inspiración. Es realmente maravilloso.
    Sobre tu entrada, creo que es preciosísima. Me encanta, porque puedo encontrarme a mí misma y a la vez a ti, que eres fantástica escribiendo. Puedo encontrar una parte del espíritu de la Señorita Rock n' Roll en tus palabras, mezclado con tu maravilloso toque personal y eso me llena de satisfacción. Jaja ; )
    De verdad que me ha encantado.
    Sigue así, llegarás muy lejos :D

    Besos <3

    P.D: Por si te interesa, me he creado otro blog. Pásate si quieres : )
    http://losfantasmaspuedentraerflores.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  4. Elise, una vez más, gracias, gracias por apoyarme en esto, porque a veces sientes que ya no puedes escribir y te deprimes, y en mi opinión para no acabar de car en la miseria tienes que ahogarte en las palabras, yo elijo ahogarme en las tuyas porque tienen un buen sabor y te hacen sentir bien ^^
    Me alegro que la entrada te gustara, en realidad a mí también me gusta, y bastante ^^
    Tienes razón, la entrada tiene un toque en plan Señorita Rock n' Roll, es porque de todas tus entradas son esas con las que me siento más identificada, además porque mi historia está principalmente basada en la música, cosa que amo ^^
    PD: ya me he pasado y me he suscrito!
    El blog promete :) Un beso


    Claudia, muchas gracias por el comentario y por apoyarme a lo largo de la poca historia de este blog, tus comentarios siempre me hacen feliz ^^
    unbeso

    ResponderEliminar
  5. Siendo unos de tus lectores desconocidos he de reconocer que tienes talento para escribir... ¿Cómo te las ingenias? Me encantas :] Y... ¡No digas palabrotas! ya que es de mal gusto, ja ja ja.

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias, querido lector desconocido ^^
    Las personas que me comentáis con anónimo me hacéis muy feliz ^^
    No creas que me las ingenio muy bien ehh... hay veces que la inspiración no llega y me deprimo muushoo! T_T
    Ok! intentaré no decir palabrotas :D
    Un beso, espero uno de tus comentarios otra vez ^^

    ResponderEliminar
  7. Me ha encantado!! Ahora tengo ganas de saber cómo continúa, así que rezaré para que llegue pronto el jueves y me pueda pasar por aquí y ponerme al día.
    Dices de mí... pero tu forma de escribir es MAGNÍFICA!! Me has enamorado, enserio, voy a pasarme muy a menudo por aquí, porque esto no quiero perdérmelo!!
    Deses que tenga tiempo libre te daré la lata a más no poder jaja, siento no haberme podido pasar antes. Los estudios son horribles!!
    Enserio, me has encantado, tu forma de escribir y expresarte... son sentimientos puros, y eso me gusta
    Un besazo y mucho ánimo!! Eres fabulosa!! :D (y no es para nada hacer la pelota, para mentir soy delas que prefiere callar ;D

    ResponderEliminar
  8. Ah!!!
    Qué contenta estoy!! :D
    Muchísimas gracias por tus palabras Nati!
    Me he puesto super contenta al leer tu comentario!
    No creo que sea tan magnifica...(modestía a tope xD) escribo bastante bien, pero hay gente a puñados que me supera!
    ^^
    Gracias por la aclaración de que no es para hacerme la pelota :D
    xD jajaj

    ResponderEliminar