:)

"Las palabras salen del alma cuando escribes algo que te gusta" Eso me dije a mi misma a los 7 años.Muchas personas disfrutan escribiendo y leyendo(lo hagan bien o mal)
El caso es escribir, cuando yo escribo, siento como si fuera la única persona en este mundo en poder crear algo, algo magnifico o espeluznante, algo hermoso o irritante, como sea, simplemente algo. Amo escribir y por eso lo hago, porque no hay nadie que me diga que lo tengo que hacer, porque no hay nadie que me diga cómo lo tengo que hacer ni cuando debo de hacerlo.
Escribo porque me encanta ♥ y espero que las personas que lo lean disfruten también :)

sábado, 29 de octubre de 2011

Bueno, queridos lectores del Mundo de Lili, el capítulo 11 ha sido el capítulo final de la historia de Estela y John, como os habréis dado cuenta os hablo sobre cómo se conocieron ^^
Estos días estoy enferma y no tengo ánimo para escribir, así que... solo puedo pedir disculpas si os he decepcionado...Espero que me podáis entender y sigáis leyendo mis capítulos y disfrutéis de ellos tanto como yo al escribirlos...
Bueno, vuelvo a lo de antes... os he dicho que este grupo de capítulos que iban aparte de la historia normal os mostraban cómo se conocieron Estela y John, pues bien, hasta aquí llega la historia de cómo se conocieron, porque como os habréis dado cuenta él se marcha sin siquiera decirle su nombre a ella...
La verdad es que ha habido gente que me ha pedido que continúe la historia, que querían saber como se volvieron a encontrar y como llegó Estela a trabajar como camarera en el Juice'Smile, así que os escribo esto para informaros de que si hay alguien de vosotros que deseé también la continuación de esta historia, que me lo ponga en un comentario ^^
Pues eso es todo queridos lectores, como siempre, gracias por leer mi blog y espero que disfruteis ^^


Ahh!! Otra cosa!
Los que se meten habitualmente en el blog habrán visto que he subido varias entradas que no son de la historia, que van aparte, pues os tengo que decir que con el avance de la historia, os daréis cuenta de que esas entradas sí que tienen algo que ver con algunos de los personajes o simplemente menciono cosas sobre ellas ^^
Bueno ahora sí que está todo ^^

Un Beso,
Lili

viernes, 28 de octubre de 2011

Segundo amor

Sientes creer haber olvidado tu antiguo amor y haberte enamorado de otra persona. Las noches en las que no podías dormir porque pensamientos de él te lo impedían. vuelven, esas noches en las que aunque sepas que son las dos de la mañana y que mañana tienes que ir al instituto, te gusta fantasear con él, con sus ojos, con su voz....
Parece que en esta ocasión vas a tener suerte y que a lo mejor él, con el tiempo, podría llegar a quererte por igual...
Cuando te roba un beso sientes que tu corazón ha parado y tienes ganas de saltarle encima de la emoción, pero intentas actuar normal y solo dices un :" Esto no me lo esperaba..."
Tus amigas insisten en que hacéis buena pareja, pero tu lo niegas delante de él, no quieres que  él sepa que lo amas, en realidad deseas que sea él quien dé el primer paso.
Llegas a casa y no puedes quitarte el sabor de sus labios en los tuyos, vas corriendo a por el teléfono, de esto se tiene que enterar tu mejor amiga, ella siempre te entiende y comprende. Se lo cuentas todo sin dejar detalle y ella te dice que te lances, que está segura que él también te ama, que si no se lo dices tú, se lo dirá ella...
Y te vas a la cama, lleva de esperanzas y sin saber como actuar mañana cuando lo veas, ahora está claro, estás enamorada. Has podido olvidarte de un amor horrible y no correspondido que te llevó 3 años olvidar, tu primer amor... Piensas que ahora las cosas serán más fáciles ya que has aprendido muchas cosas que tú primer amor te ha enseñado, y te duermes con la imagen de vosotros besándoos en tu mente...
Algo te despierta, es tu móvil, parece que está vibrando, lo coges y lees el mensaje que tu mejor amiga te ha enviado, una estúpida idea se te cruza por la mente, piensas que a lo mejor en el mensaje pondrá algo como: " ¡¡Le hemos preguntado si le gustas y ha dicho que sí, que te quiere y quiere salir contigo!!"
Medio adormecida, lees sin ponerte las gafas: "Estoy con él y me ha dicho que me quiere a mí, lo siento, le voy a decir que sí. Lo siento"
Como estás medio adormecida piensas que es un sueño, que estás soñando y te vuelves a dormir sin darte cuenta...
Te levantas y te pones tu ropa más especial y rizas tu pelo, como a él le gusta...
El teléfono suena, lo coges y oyes la voz de tu mejor amiga apagada, le preguntas qué pasa, pero solo te dice: " Lo siento, lo siento... ¿Has leído mi mensaje?"
Cuelgas sin darte cuenta, ahora mismo estás en otra dimensión, dos lágrimas se resbalan por tus mejillas y coges el móvil y te aseguras de que el mensaje esté allí...Tiras el móvil y te pones a llorar como si te hubieran partido en dos, y en realidad así es, te han partido por dentro, tu corazón está roto...
Ahora entiendes el significado de la frase "Si no se lo dices tú, se lo digo yo..."

sábado, 8 de octubre de 2011

Esta noche, me he dado cuenta de algo...No importa cuánto queramos que una persona sepa que de verdad la amamos, tus sentimientos nunca le llegarán por completo, por eso, los humanos utilizamos las caricias y los besos...
Yo, que soy una persona de mente simple, pensé que si te decía muchas veces que te quería, lo comprenderías... y en el fondo de mi corazón deseaba que de alguna manera pudieras, con el tiempo, aprender a devolverme esos sentimientos que te intentaba demostrar....

Sí, soy una mujer que necesita a alguien a su lado siempre, del tipo que ama llamar la atención, de las que lloran facilmente y son egoístas en ocasiones, por eso, no creo que haya un hombre en este mundo que pueda amarme de verdad por siempre...
Como mi hermana dice, cuando una pareja pasa demasiado tiempo junta, el amor "pasional" se va perdiendo poco a poco, estoy empezando a considerar su forma de ver las cosas...

En realidad, siempre me dolió pensar que te estaba engañando, que en realidad no era la buena persona que tú creías querer, en realidad solo era una mujer que anhelaba ser amada, egoísta en ocasiones y que dependía mucho de ti, que te necesitaba a su lado no importa qué...Sé que tuviste que cumplir bastantes de mis caprichos, en realidad, pienso que esa fue una de las razones por las que te fuiste...
Amaba hacer el amor en tu cuarto, la luz de la luna entraba por la amplia ventana que siempre se podía ver perfectamente a falta de cortinas...
El verano de mi decimooctavo cumpleaños, cambié mi marca de cigarrillos por los de Seven Stars Cherry, solo porque a ti te encantaba el aroma de cereza.
La primera vez que me besaste, me susurraste al oído palabras bonitas por las que yo ingenuamente me dejé atrapar...
Si miro al pasado, puedo decir que siempre me enamoré de hombres bastante diferentes de ti, mi primer amor, un hombre casado, puedo jurar que realmente amé a ese hombre, con todo mi corazón, tanto que cuando me dejó sentí que de verdad había perdido parte de  mi alma...
Los hombres de los que siempre me enamoraba eran personas que me trataban bien, de hecho, creo que tú también lo hiciste, pero en tus ojos no vi esa intención de llevarme a la cama, creo que caí por eso...

Siempre te di todo de mí, porque realmente te amé...
Al principio, estaba completamente segura de que tú solo estarías jugando conmigo, de que solo me llamabas para una noche, nunca quise hacerte creer que era una chica fácil, pero no me pude resistir a ninguna de tus llamadas...
 Después de un tiempo, me acostumbré a tus cambios de humor, a tus idas y vueltas sin avisar, me acostumbré a ti, pero también me di cuenta de que no eras tú el que me utilizaba ya...Era yo la que te llamaba siempree que necesitaba un abrazo, que unos brazos fuertes y cálidos me rodearan durante un momento y así pudieran calmar mi dolor...
Sí, soy una mujer frívola, hipocrita, pero pudimos conectar, porque tú también lo eras.
 La primera vez que acudí a ti en busca de un abrazo, en busca de cariño, me enamoré de tu esencia, que era una mezcla de cereza y tabaco.
Comencé a decirte que te amaba todos los días, a todas horas, siempre que te veía, siempre que parecías cansado de mí... No se si las simples palabras "te amo" afectasen mucho a una persona como tú, pero estoy segura que de tanto oírlas al final solo eran palabras. Puedo asegurar que la primera vez que me lo dijiste, que me dijiste "te amo" mi corazón dió un vuelco.
Ahora he aprendido, que las cosas importantes, las que de verdad importan, o con las que quieras dejar una impresión en otra persona, no deben ser dichas muchas veces, pero ahora ya no estás aquí a mi lado así que no puedo decírtelo...

Recuerdo la escena donde en la pequeña bañera de tu apartamento, estabamos tomando un baño los dos, recuerdo jugar con las burbujas y soplar para que te llegasen volando... O cuando tumbados en la cama, intentamos hipnotizarnos el uno al otro con mi collar de plata, recuerdo que después nos reímos hasta caer agotados por intentar hacer algo en lo que ninguno de los dos cría...
Esos recuerdos que para ti ya no signifiquen nada, yo nunca los olvidaré...Gracias por hacerme pasar tan bellos momentos ^^

jueves, 6 de octubre de 2011

:)

Cuando miro hacia atrás, ese lejano pasado, donde aún estábamos juntos.
En él, podíamos ver siempre un futuro brillante y el cielo completamente azul nos rodeaba...
En él, la yo que ahora tiene miedo era pura alegría, en él, tu siempre estabas a mi lado...
Cuando miro hacia atrás, a ese lejano pasado, puedo recordar como íbamos siempre cogidos de la mano... Cuando miro hacia atrás, no puedo evitar que mis mejillas se humedezcan, ¡porque dejé ir tu mano! ¿Por qué quisiste soltarme?
Deseo tanto tu felicidad, que mi egoísmo me está matando. Si tú la amas a ella, ¿por qué me hiciste creer que era yo a la que amabas, tanto que podríamos ir juntos a donde fuera?
Hey, oye,...¿Lo recuerdas?Ese día en el que te pregunté si estarías dispuesto a morir conmigo...Recuerdo que evitaste responder y me besaste...Yo, aquella ingenua yo, creyó que ese beso era un sí...
¡Ya no quiero más de esto! Siempre me gritabas cuando nos peleábamos...Yo, la yo que felizmente pensaba que siempre estarías conmigo, creyó que esas palabras nunca eran de verdad...
¿Por qué a ella y no a mi? Hay preguntas que no tienen respuestas, entonces ¿por qué me duele tanto al pensarlo?
Gracias, gracias, muchas gracias...
Ahora, gracias a ti soy mucho más fuerte y puedo soportar ver como la besas en esos lugares dónde pusiste tus labios en mí también...
Aunque se me está haciendo insoportable fingir que tu amor por otra no me está matando...


Capítulo 11 :)

Todo el mundo sabe lo que quiere decir, la frase Me duele el corazón” Todos lo hemos sentido alguna vez, ese dolor que en realidad no es dolor, que es como si te apretaran en corazón y éste se encogiera.
Muchas veces nos duele el corazón no solo por la tristeza, sino también por cosas como reproches o comentarios que nos hacen sentir débiles o indefensos.

La voz de ese chico que no conocía cantando una de sus canciones preferidas hizo que el corazón de Estela se encogiera un poco, sentía que ese era del tipo de chicos que ella no podía conseguir. No es que ella fuera una chica fea o con poco éxito con los chicos, todo lo contrario, pero en ese momento se sintió como si él estuviera a años luz de ella, perdido en su propio mundo con la música. Cuando cantaba emanaba una luz propia que era única, Estela imaginó cómo se vería su espalda con unas alas, que como la canción decía, pudiese llevarlos a los dos a la Luna.
El cielo estaba aclarando, cuando se dieron cuenta, ya eran más de las seis de la mañana. La madre de Estela, que la esperaba para tomar café debía de estar de los nervios. Sabía que el tiempo que tanto habría querido prolongar pidiéndole que cantase más y más canciones que a ella le encantaban, había acabado. Miró su móvil, tenía 6 llamadas perdidas de su madre y un mensaje.
-Parece que te tienes que ir...-dijo asomando la cabeza para poder ver su móvil- Que pena, pero me lo he pasado genial.
-Sí, mi madre debe estar echando fuego, literalmente.-el chico guardó su guitarra y se rió.
-Ha sido un placer poder cantar para ti está noche, Estela.-ella notó como sus mejillas se encendían cuando él le cogió las manos, sentía que su corazón cada vez hacía más ruido, demostrando así su nerviosismo.
-El placer ha sido el escucharte-dijo con una voz más cálida de lo que esperaba-Muchas gracias, me has alegrado el día.
-Ay... ¿Sabes qué?
-¿Qué?
-Eres un bombón.-Estela, que estaba de espaldas a él en ese momento se giró ante aquel comentario, pero no pudo replicar porque los labios de él sellaron los suyos en un beso más largo de lo que ella podía imaginar. Quiso separarse de él, pero una vez que él enredó las manos en su pelo, sintió que se perdía.
-¿Qué ha sido eso?-preguntó una vez creyó que sus cuerdas vocales pudieran producir sonido y no dejaran ver que estaba super confundida.
-Eso ha sido un beso de despedida-le guiñó un ojo-En América se los dan todo el tiempo...
-No estamos en américa, no puedes andar besando a las personas solo como un saludo”
-Así que eso es lo que te molesta, eh... Que solo haya sido un beso sin significado...-le sonrió de manera pícara. Una vez más, Estela sintió dolor en su corazón, que se encogía poco a poco. En parte ese chico había acertado. Quizá lo que quería era que le pidiese el teléfono y quedasen algún día, como hacían los demás chicos.-Si quieres, estoy dispuesto a besarte otra vez...
-Eres un chulo...Justo cuando pensaba que mi opinión de ti podría cambiar...
-Adios Estela-le dijo mientras se agachaba para, esta vez, plantarle un beso en cada mejilla-Ha sido genial esta noche contigo...
-Adios...-le dijo ella.



Y te fuiste, me quedé mirando desde lejos como tu espalda se volvía cada vez más pequeña alrededor de tanta niebla...te fuiste...
El ultimo beso tenía un olor a tabaco amargo y triste...mañana esta hora,¿dónde estarás, en quien pensarás?”



domingo, 2 de octubre de 2011

Cenicienta

He pensado...En Cenicienta, en su zapato y en su principe.
Todas las niñas de pequeñas o mayores han deseado ser como ella y en parte la han envidiado...
Me he dado cuenta de que el príncipe pudo encontrar a Cenicienta, entre todas esas chicas, que en realidad no eran malas personas como el cuento nos dice, en realidad ellas solo querían poder ser como Cenicienta y poder encontrar a su príncipe; la pudo encontrar porque Cenicienta perdió su zapato de cristal.
Si el zapato de cristal de Cenicienta era del tamaño perfecto,¿por qué se le cayó mientras corría?
Debe haber una explicación, solo se me ocurre una...
Cenicienta debió dejar caer su zapato para atraer la atención de su príncipe.
Descubrimos así que Cenicienta también era algo egoísta, se enamoró del príncipe y para atraerle la atención dejó caer su zapato...
Entonces digo yo, ¿qué hay de malo en ser egoísta en el amor? Como todo el mundo sabe, en el amor y en la guerra todo vale, pero si suena tan fácil, porqué tiene que ser tan complicado?
Supongo que es porque no importa cuánto lleguemos a sufrir, el simple hecho de amar a alguien hace que el dolor valga la pena.
Yo, que soy una de las personas que siempre pensó que en la vida tienes que mantenerte fuerte para no dejarte llevar por la corriente, desde que te conocí, desde que apareciste en mi vida me he dado cuenta de que quizá no sea tan malo dejarse llevar por la corriente, siempre que te lleve hacia delante...
¿Y sabes qué más?
La gente dice que se da cuenta del valor verdadero de una persona cuando la pierde, pero yo no creo que sea así del todo, pienso que las personas se dan cuenta de lo importante que es esa persona cuendo vuelven a encontrarse con ella...
¿Será que yo también puedo ser algo egoísta y pensar que tengo quizá algo de esperanza en volver a verte?
Pero estoy segura de que si ahora te volviera a ver, lloraría como una niña que ha perdido su peluche...
En realidad eso soy, una niña que hecha de menos su peluche...Esa niña que siempre consiguió levantarse porque sabía que tú le estabas mirando...gracias por todo, por hacerme madurar, por decirme siempre "El Mañana vendra si no perdemos la esperanza...."
Pero los días lluviosos aún hacen....
Que mis mejillas se pongan humedas de lágrimas,
incluso ahora.
Me he dado cuenta ahora, de que no era lo suficiente madura para perdonar una traición, y por eso, perdí...
Y una vez más, me escapé de esa interminable obscuridad... Llamé tu nombre una vez más, mientras la suave música del amanecer me despertó...